“Cabras de montaña y conejo al salmorejo” (Afur):

 Afur, es un lugar más solitario, lleno de encanto y tranquilidad.

Afur está formado por un pequeño núcleo de casitas, situado en la ladera de un valle escarpado. Puede que el pueblo de Taganana sea más espectacular en general; sin embargo, Afur, es un lugar más solitario, lleno de encanto y tranquilidad. Es una muestra del pasado de Tenerife, en el que abundaban pueblitos aislados, unidos por senderos a través de las montañas.

Una vez que pase Las Mercedes, no encontrara ciclistas en la carretera, a veces ni siquiera coches, sólo sinuosas carreteras solitarias. La calidad de éstas es bastante alta, con una superficie suave y unas vistas impresionantes en cada curva. Después de la subida inicial, de 400 metros de escalada, hasta el Pico del Inglés hay un paisaje hermoso a ambos lados del espinazo de la montaña. Lo siguiente es un descenso vertiginoso y apasionante de 700 metros hasta Afur.

Solamente hay un restaurante en Afur y ni siquiera tiene un menú por escrito, lo que le da parte de su encanto. Las especialidades son los cocidos de carne de cabra y conejo al salmorejo, platos exquisitamente preparados y deliciosos, listos para ser degustados en una ubicación que no tiene precio. Sólo un puñado de turistas, sobre todo excursionistas alemanes, pasan por este lugar al día para admirar las vistas y repostar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *