“Muere otro día” (Tierra del Trigo):

Esta es “la madre de todas las rutas” para todos/as aquellos/as ciclistas masoquistas. El ascenso es de sólo 600 metros, pero durante los dos primeros kilómetros el desnivel de la subida es del 15 %, ¡hasta los coches se las desean para subir! El ascenso requiere de todas sus fuerzas. El esfuerzo físico y mental es brutal durante esta “escalada del infierno”. Recomendamos encarecidamente que esta ruta se haga en perfecto estado físico. Una vez que supere la escalada, una buena noticia: ¡el resto del camino es llano!  Esta es la madre de todas las rutas para todos/as aquellos/as ciclistas masoquistas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *